Récord de inversión hotelera en 2022 – ¿Qué depara el 2023?

Durante el pasado 2022, España experimentó una gran inversión hotelera. Un año récord con más de 3.000 millones de euros y un aumento del 3,1% en comparación con 2021. De acuerdo con el Informe de Inversión Hotelera en España de Colliers, se vendieron 133 hoteles y 17.754 habitaciones, así como otros 30 activos.

Los inversiores internacionales han sido los grandes protagonistas, acumulando inversiones por valor de 2.368 millones de euros (72% del total anual). Más de un tercio de la inversión se ha dirigido al segmento de cinco estrellas, afianzando la apuesta por el sector lujo de los principales inversores hoteleros. Los precios medios por habitación de los hoteles transaccionados han marcado nuevamente su máximo histórico al situarse en los 168.800 euros por habitación (+7,0% vs el récord de 2021).

La inversión hotelera se apoya en el segmento vacacional

En 2022 la inversión se ha concentrado principalmente en el segmento vacacional, como venía siendo habitual desde 2016. La inversión vacacional recuperó su protagonismo en España y concentró el 58% de los 3.279 millones destinados el pasado año a este sector.

Respecto al segmento urbano, Madrid registró una inversión récord de 803 millones de euros, su mejor registro histórico hasta la fecha. Madrid ha registrado alrededor del 24% de la inversión turística nacional. De las 19 operaciones registradas este año en la capital, 7 de ellas destacan por superar los 50 millones de euros de volumen.

Expectativas del mercado de inversión hotelera en 2023

Durante los años 2020 y 2021 el sector hotelero se ha visto fuertemente afectado debido a la crisis económica ocasionada por la pandemia. En 2022 asistimos al resurgimiento de la demanda turística y con él, el restablecimiento de la confianza en la recuperación del sector. Durante el pasado año ya se han alcanzado cifras prepandemia debido al repunte de precios reforzado con mejoras en la demanda y la ocupación hotelera.

El 2023 comienza con una buena inercia de operaciones en pipeline por valor de más de 2.000 millones de euros. Aun así, el sector hospitality afronta el 2023 con cautela, pues puede verse afectado con el panorama económico y geopolítico actual.

“Hasta la estabilización de la situación macroeconómica, parte de los inversores adoptarán una posición de wait & see en el corto plazo. Entre tanto, los inversores con mayor liquidez y presión compradora dirigirán su foco hacia los activos más prime, por su alta liquidez y menor sensibilidad a la incertidumbre, o a activos obsoletos con altas necesidades de Capex, en función de su perfil Core o Value-added, respectivamente.” concluye Laura Hernando, Managing Director de Hoteles de Colliers.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.