La cumbre de la OTAN llena los hoteles de la Capital

A menos de dos días para que se inicie la cumbre de la OTAN en Madrid -que tendrá lugar el 29 y 30 de junio en el recinto ferial de Ifema– ya tenemos las primeras estimaciones de su repercusión económica para la capital de España.

Es reseñable que no estamos ante cualquier cumbre de la OTAN. Por un lado, se conmemora el 40 aniversario de la adhesión de España a la Alianza Atlántica y, por otro , trágicamente es la primera cumbre que se celebra tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Madrid, en el punto de mira para el Turismo este verano.

Es verdad que esta cumbre ha desplazado a los turistas habituales que, ante la ausencia de plazas hoteleras, los cortes de tráfico y el blindaje de seguridad han preferido otros destinos durante esas fechas.

El lado positivo es que Madrid atraerá estos días el foco internacional de medios con los cerca de 1.000 periodistas que se prevé, cubrirán el evento. Esto supondrá una importante carta de presentación de la capital española ante el turismo internacional justo ahora que se ha iniciado la temporada de verano.

Fuentes municipales han señalado que la capital se acerca cada vez más a los niveles de turismo registrados previos a la pandemia. En abril de 2022, el grado de ocupación por plaza ha sido del 61%, casi el mismo que en abril de 2019 (65%).

La Cumbre de la OTAN contribuirá a alcanzar casi la ocupación completa de las plazas hoteleras de la capital

 La ocupación prevista para toda la semana se sitúa en torno al 70%, y hasta el 75%, los días clave de la cumbre. Pero si a esto le sumamos el resto de eventos de la capital, entre los que destacan los festivales y ciclos musicales como Festival Río Babel o las Noches del Botánico, Madrid cuelga el cartel de «no vacancy».

Esta semana llegan a Madrid delegaciones de más de 40 países. Más de 5.000 personas que invadirán una ciudad que desde hace días se prepara para acoger una de las reuniones más cruciales de la historia de la Alianza Atlántica.

Desde AEHM calculan que serán los hoteles de cuatro y cinco estrellas, así como los ubicados alrededor de la Castellana, María de Molina e Ifema, los que soporten en mayor medida el incremento de demanda.

Nos confirman que las suites de hoteles de lujo como el Meliá Serrano, el Rosewood Villa Magna, el Four Seasons, el Intercontinental, el Ritz, el Palace o el Hotel Único preparan desde hace días sus instalaciones para acoger a la ingente cantidad de invitados a la cumbre.

La hostelería, el segundo sector beneficiado de la cumbre.

El sector de la hostelería en la capital estima que la cumbre internacional generará un ingreso de medio millón de euros para la restauración local.

Además, se espera un incremento del consumo que lo sentirán especialmente los restaurantes de gama media y alta, con un gasto medio de 50 euros por comensal.

La cumbre de la OTAN es una gran oportunidad para Le Room Service y estamos preparados para seguir ofreciendo el mejor servicio de Food & Beverage a todos los hoteles que albergan a estos ilustres visitantes.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.